22 junio, 2009

Algo más de los Diarios



En los Diarios presentados en la entrada anterior, salta inmediatamente a la vista la relación de Lezama con la literatura clásica. De la confrontación directa con el texto, resulta posible subrayar algunos elementos claves en la gran masa de temas enfrentados por el autor. Hay, en este libro, una cantidad inagotable de citas, referencias y confrontaciones habituales, además de proverbios, sucesos y personajes de las propias vivencias lezamianas. Sin embargo, no existe una verdadera interrogación del pasado, sino un simple llamado constante que deviene el instrumento de sus indagaciones.
He aquí algunos ejemplos:

Nov. 25 de 1939- Domingo. Dice Zaratustra que en las primeras aventuras sólo encontramos cadáveres y payasos, ¿y en las últimas?


9 Enero 1942. Nietzsche decía: Dichosos los que tienen gusto, aunque sea mal gusto.
Para el griego sabio significa hombre de gusto.


10 abril 1942. Proust convierte, como sabemos, el paladeo de la taza de té, en la llave de Bagdad que le abre los recuerdos de su infancia en Combray. Es tolerable que la primera vez esa reacción fuera exasperante y actuase como una fulminación que provocase el brote total de lo reminiscente. Pero he ahí que después de unas cuantas veces intenta refugiarse en esa edad alejada, recurre a la misma llavecita de Bagdad. Intenta después explicar esa magia ¿para qué?. De ahí se han derivado una bandada de cuervos negros de psicologismos, de posibles fotografías de los movimientos del alma.


Julio 19-1942 “ Un grano de audacia en todo es importante cordura”
B. Gracián


Marzo 28/43. O y Gasset ve en el enamoramiento
“una especie de imbecilidad transitoria”


15 Junio/43. Según Epicuro el alma esta compuesta por cuatro clases de átomos: átomos de aliento, de aire, de calor, y átomos de una cuarta especie,
“la cuarta substancia innominada”.


23 Julio 1943 “Cuando estamos solos estamos siempre en mala compañía.”
P. Valéy. L’idée fixe.


Agosto 13 1956. Faltan tres días para que nos paguen la quincena. No sé si pedir anticipo, o pasarme tres días sin dinero, entonces mamá me dará veinte o treinta cts. Así me siento niño. Antes con esos 20 cts compraba libros, ahora tabacos.


Agosto 23 1956. Entierro de un hermano de labrador Ruiz. Qué imposible nuestro cementerio. El sol, contento de la enemistad del mármol, quema como un soplete. La capilla al final del cansancio.


Agosto 27 1956 Los colores del retrato de Renoir, hecho a Jeanne Samary, brillan, chisporretean. Casal alude en unos versos sombríos, pues acababa de morir. “Si tu nunca sabrás que yo te he amado – tal vez yo ignore siempre quién me ama” Qué hubiera pensado la sensualidad de Renoir de este verso.

1 comentario:

Yoana dijo...

Descubro tu blog es muy interesante.